Consejos para el autoempleo y para montar un negocio Vol.1, por Alfonso Alcántara

Consejos para el autoempleo y para montar un negocio Vol.1, por Alfonso Alcántara

30th junio 2020 Uncategorised 0

Alfonso Alcántara –yoriento.com– nos trae un extracto de su guía para el emprendimiento que dividiremos en tres volúmenes. En estos tres volúmenes veremos 15 consejos en total sobre el autoempleo y el emprendimiento que nos ayudarán a tener todo más claro a la hora de montar un negocio. ¡Empezamos!

 

 

1. FINANCIACIÓN. Por dinero no te preocupes que dinero no hay…

Ideas sobre financiación para emprender

La idea es clave, pero la financiación lo es más. @JesusEncinar

En España está tirado emprender, luego crecer es otra historia. @blogoff

El pesimista ve el vaso medio vacío, el optimista ve el vaso medio lleno y el emprendedor va en busca de más agua. O a hipotecar el vaso.

No elijas a tu pareja como socia si no la elegirías si no fuera tu pareja. @carlosblanco

Tus padres te darían 3000€ para tu boda pero no te los prestarían para tu startup, aunque seguro que hay más divorcios que fracasos 😉

Busca financiación en tu familia. Si no puedes convencer a tus padres, ¿a quien esperas convencer? @carlosblanco

"¿No te di ya dinero para una startup la semana pasada?"

2. POSIBILIDAD. Considera reinventarte como emprendedor como una opción más

Apostar por uno mismo es la única apuesta segura. @joanjimenez

Trabajo hay mucho, lo que no hay es empleo. En un contexto de muy alto desempleo y de condiciones laborales precarias, el emprendimiento es una posibilidad, en algunos casos concretos tomar iniciativa puede ser una solución personal contra el desempleo: si no encuentras quien te contrate crea tu propio puesto de trabajo.

Pero emprender no es una obligación ni es “la solución al paro”, es una alternativa, un posible camino, una opción más en la vida profesional. No se trata de abandonar un puesto de trabajo para embarcarse en una aventura idealista, ni de desistir en la búsqueda de un trabajo por cuenta ajena. Se trata de considerar también las posibilidades para trabajar por cuenta propia o de crear una empresa propia como una opción para obtener ingresos y/o de cambiar el estilo de vida.

Insisto, el autoempleo no es una solución directa ni fácil al problema del desempleo, pero cuando la alternativa es el paro, emprender puede ser barato. O menos caro.

Si tienes un gran empleo y lo dejas para emprender, el coste es caro. Pero cuando la alternativa es no hacer nada, iniciar algo nuevo es barato. Martin Varsavsky

Tenemos que considerar el emprendimiento como un continuo entre el trabajo por cuenta ajena y el trabajo por cuenta propia.

Una perspectiva para la iniciativa considera que los trabajadores son, en primer lugar, profesionales que obtienen sus ingresos por las habilidades y servicios que prestan más allá de la forma en que obtienen esos ingresos, sea por un contrato laboral con una empresa o un empleador o mediante la facturación a uno o más clientes. Se trata de superar viejas etiquetas para pasar del concepto de (sólo) empleado a (también) emprendedor.

 

3. ESTILO DE VIDA. Si quieres adelgazar, prueba con el régimen de autónomos 😉

Ideas sobre el estilo de vida emprendedor

“Dos caminos se bifurcaban en un bosque. Yo tomé el menos transitado y eso ha marcado toda la diferencia”. Robert Frost.

La motivación para ser funcionario suele ser negativa: evitar inseguridad. La del emprendedor, positiva: obtener logros

Si tu pareja no te apoya, deja tu pretensión de emprender o deja a tu pareja. @CarlosBlanco

Un empleado se levanta jodido a las 7 porque tiene que trabajar. Un emprendedor se levanta jodido a la misma hora porque lo ha decidido 🙂

Desde que soy autónomo todos los días hago cena de empresa. @raventos

La mejor cura contra la gripe es ser autónomo @asiermarques

A algunas personas les da miedo dejar la empresa, pero menos que quedarse en ella. Se les llama emprendedores @marcapersonal

Preguntar a un autónomo cuándo está de vacaciones es como preguntar a un mamífero cuándo deja de respirar

Ser freelance es como ser un Jedi, puedes trabajar en bata. @Drydac

Tengo una ruina que, si la administro bien, me dura toda la vida. Oído en Cádiz. Vía @romeroabreu

Emprender es pasar del dicho al hecho, crear tu propio mundo. @alejandrosuarez

 

4. AUTOEMPLEO. ¿Un emprendedor es un autónomo con glamour?

“Emprender” pueden muy pocos, crear una empresa sostenible es difícil. Pero autoemplearnos podemos casi todos.

Ideas sobre el autoempleo como emprendimiento 

Gran parte de lo que se considera emprendimiento realmente es autoempleo, es decir, no es la creación de una empresa sino la creación de un “empleo propio”, que habitualmente implicará menos inversión y menos riesgo

Muchos autónomos serán microempresas digitales @rcarpintier

Pero tengamos cuidado con la terminología, porque denominar ‘emprendedor’ a una persona solo por trabajar por cuenta propia convierte en emprendedores a todos los trabajadores no asalariados

No quieras “ser emprendedor”, simplemente emprende.

Papa Noel es un freelance que como se sabe segundón adelanta la temporada @kurioso

Autónomo: persona que se autoexige, autoestimula, autocritica, autocastiga, autoconsuela, autodeprime y, a veces, se autodestruye. @ojomagico

«Montar un negocio es desarrollar un sistema que funcione sin ti. Cualquier otra cosa es autoempleo». @ingresos2

5. APOYOS. Aconsejar sobre emprender es más fácil que emprender

¿Las ayudas económicas son útiles para aquellos que NO está emprendiendo, o sólo lo son para esos otros que ya lo hacen?

Tal vez se está fomentando el emprendimiento de una forma irresponsable, demasiado generalizada y mucho más atractiva de lo que implica el esfuerzo, riesgo y dedicación de desarrollar una iniciativa propia.

La existencia de servicios de apoyo a la creación de empresas se basa en esta premisa: las personas que NO se han comportado de forma emprendedora pueden empezar a hacerlo si se les motiva mediante ayudas, información y formación adecuadas y se les “imprime” un carácter más arriesgado.

Pero yo creo que estos casos serán excepcionales. Ocurre también en el ámbito del desempleo. La gente no suele buscar empleo más intensamente o siente de repente unas ganas locas de hacerlo porque reciba orientación o apoyos. Generalmente lo que ocurre es que aquellos que YA lo buscan porque están motivados (por razones económicas, profesionales, etc.), que ya están en marcha, son los que le sacan más partido al asesoramiento afilando sus habilidades y mejorando su planificación.

1) ¿Cuántos de los que se inscriben en los numerosos cursos y eventos de formación de emprendedores son realmente emprendedores potenciales? Y si no lo eran a la entrada, ¿cuántos lo son a la salida? Esta pregunta nos lleva de nuevo al debate sobre la calidad y la justificación de los cursos de formación.

2) ¿Cuántos de los asesorados y apoyados que han montado su negocio lo hubieran hecho sin necesidad de asesoramiento y apoyo? Los resultados de una evaluación rigurosa de la eficiencia de los servicios de orientación en general tal vez nos dejaría un poco tristes, quizás indiferentes tal que “ya sabía yo que estaba pasando esto”, o puede ser que en el paro.

3) ¿Cuántas de las cientos de ideas de negocio vendidas como nichos de mercado son realmente buenas oportunidades de crecimiento profesional y de creación de empleo, y cuántas simples generadoras de trabajo poco cualificados y precarios, en el mejor de los casos?

4) ¿Personas adultas, como tú o como yo, sin afán emprendedor, con moderada iniciativa, baja capacidad para asumir riesgos, y competencias empresariales dudosas, pueden convertirse en eficaces empresarios? Algunos ejemplos nos vendrían bien para animarnos (y convencernos).

5) ¿No se está recomendando de forma demasiado generalizada al personal que se haga emprendedor debido en gran parte a que los servicios de formación, orientación y autoempleo tienen puesto el piloto automático, y los recursos asignados a cada proyecto deben ser gastados para así justificar que el proyecto tenía sentido? Esta cuestión nos lleva a plantearnos la sobreutilización de consejos no solicitados, y si los servicios que prestamos a nuestros clientes se basan en sus intereses y necesidades, o en los intereses de nuestras organizaciones.

6) Si emprender es tan relativamente fácil y trabajar “para uno mismo” es tan guay y tan rentable, ¿por qué tan pocos de los orientadores, expertos y profesionales que aconsejan sobre la creación de empresas dejan sus empleos por cuenta propia o los compatibilizan para aplicarse el cuento? Una pitonisa (o pitoniso) que recomienda un número de lotería que ella misma no compra es poco creíble. Por supuesto que se puede ser asesor para el emprendimiento sin ser emprendedor, incluso un buen asesor, pero siempre desde la recomendación de prudencia y la información clara sobre los requisitos requeridos y los riesgos que entrañan determinadas iniciativas.

Una cosa es motivar a indagar alternativas profesionales, emprendimiento incluido, y otra culpabilizar y obligar a emprender como única opción. Hay demasiado discurso pro emprendedores que busca responsabilizar a trabajadores y desempleados de todos los males. Más motivar y menos culpabilizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *